Jardines Tívoli

Dentro de las atracciones de Copenhague, los Jardines Tívoli es la más popular, con más de 4 millones de visitantes al año. Desde su inauguración en 1843, el Tívoli ha sabido mantener su aura de fantasía y diversión, enamorando tanto a pequeños como adultos.

A finales del siglo XIX, el diplomático danés Georg Carstensen convenció al rey Christian VIII de construir un parque de atracciones en Copenhague para que la gente se divirtiera y no pensara en los problemas políticos que asolaban la corona.

Desde su construcción en 1843, los Jardines Tívoli se han convertido en uno de los lugares favoritos de los daneses, ya que combinan su esencia original con las atracciones más modernas. La entrada principal al Tívoli se ha mantenido intacta desde su construcción.

El Tívoli es el segundo parque de atracciones más antiguo del mundo solo por detrás de Dyrehavsbakken, también en Dinamarca. Llama la atención que incluso los históricos monumentos que rodean al Tívoli, el Ayuntamiento de Copenhague y la Estación Central, son posteriores a este mítico parque de atracciones.

La importancia del Tívoli es tal que hasta el mítico parque Disneyland Paris se inspiró en los Jardines Tívoli para crear este lugar de fantasía.

Qué ver en los Jardines Tívoli

Los Jardines Tívoli son una atracción turística excelente, sobre todo si viajáis en familia. Paseando por los jardines es posible ver desfilar a la Guardia del Tívoli, un grupo de guardias jóvenes vestidos con un traje similar al de la Guardia Real del Palacio de Amalienborg.

Los edificios más famosos de los Jardines Tívoli simulan construcciones famosas de todas partes del mundo, como una pagoda, un palacio árabe y hasta una fragata.

Entre los espectáculos del Tívoli destaca Pantomima Theatre, varios shows de pantomima y ballet que se representan en los distintos escenarios al aire libre. Además, si tenéis suerte, podréis disfrutar del Friday Rock. Se trata de un festival de rock de bandas danesas que se celebra cada viernes dentro del parque.

Principales atracciones

  • Vértigo: no apta para personas con miedo a las alturas. Esta atracción eleva a los más valientes a más de 100 kilómetros por hora con giros de 360 grados. ¡Una bomba!
  • Demon: montaña rusa ambientada en el Imperio Chino, con loopings y caídas que dispararán vuestra adrenalina. Además, ofrece la opción de vivir la experiencia con gafas de realidad virtual.
  • Fatamorgana: esta torre de 45 metros de altura ofrece emoción para todas las edades gracias a sus tres niveles de velocidad.
  • Golden Tower: es la caída libre del Tívoli, con más de 60 metros de altura.
  • Grand Prix: este circuito de habilidades está pensado para la divertir a gente de todas las edades.
  • La Mina: es la montaña rusa más antigua del parque, una atracción pensada para todas las edades que está enteramente hecha de madera.
  • The Star Flyer: uno de los mejores miradores de Copenhague es el Star Flyer del Tívoli, una cadenas que se elevan a más de 80 metros de altura.

Precio de las atracciones

Una vez dentro de los Jardines Tívoli, el precio de cada atracción se paga por separado (el precio es de unos 90 DKK, 12€ aproximadamente). También podéis comprar un abono para todo el día, que cuesta unos 32€.

Horario

Del 4 de abril hasta el 22 de septiembre:
De domingo a jueves: de 11:00 a 23:00 horas.
Viernes, sábados y domingos: de 11:00 a 24:00 horas.

Cerrado el resto del año, excepto en Halloween y Navidad.

Precio

Mayores de 8 años: 130 DKK.
Niños de 3 a 7 años: 60 DKK.
Menores de 3 años: entrada gratuita.

Las atracciones se pagan aparte.

Entrada a Jardines Tivoli 130 kr

Transporte

Tren: estación central København H.
Autobús: líneas 2A, 12, 26 y 33.