Castillo de Rosenborg en Copenhague

Castillo de Rosenborg en Copenhague

En los Jardines del Rey, en pleno centro de Copenhague, se levanta el majestuoso Castillo de Rosenborg, que mantiene intactos tesoros de hace más de 400 años.

Un poco de historia

Los orígenes del castillo de Rosenborg en Copenhague se remontan a 1606, cuando el rey danés Christian IV mandó construir un majestuoso castillo para residir en verano, unos hermosos jardines y un huerto para abastecer a la corte real.

Aunque la construcción del castillo tardó treinta años en finalizarse, Rosenborg pronto se convirtió en el castillo preferido por el monarca. Tanto es así, que antes de morir, el rey Christian IV pidió que lo llevaran allí a pasar sus últimos días.

El castillo de Rosenborg sirvió de residencia real hasta 1710, cuando Federico IV cambió su residencia de verano a un palacio más moderno. En ese momento Rosenborg pasó a albergar la colección real de joyas y otros objetos de valor, que se exponen en estancias que han permanecido intactas desde el siglo XVIII.

Qué ver en Rosenborg

Visitar el castillo de Rosenboeg es recorrer 400 años de historia de Copenhague. Las alcobas reales están cuidadosamente decoradas con mobiliario original del siglo XVIII, cuadros históricos y pomposa ornamentación.

Entre las estancias reales de Rosenborg destacan el salón del trono, custodiado por tres leones de plata; la sala de tapices reales, que alberga piezas que narran las guerras sueco-danesas; y un trono con retrete incorporado.

Sin duda la parte más valiosa del castillo de Rosenborg es la colección de joyas de la Casa Real de Dinamarca. Entre estos pequeños tesoros se encuentran las coronas originales de varios monarcas daneses, cetros, pendientes y sortijas de diamantes y otras piedras preciosas. La reina Margarita II utiliza algunas de estas joyas en ocasiones muy especiales.

Visitar Rosenborg

La mejor forma de conocer la historia de este monumento y de disfrutar de los tesoros artísticos que alberga es reservar una visita guiada por el castillo de Rosenborg con un guía de español.

Además, podéis aprovechar la visita al castillo de Rosenborg para dar un paseo por los Jardines del Rey, una visita imprescindible en Copenhague.

Horario

Horario de invierno: todos los días de 10:00 a 15:00 horas.
El castillo cierra algunos lunes, recomendamos consultar en la web oficial.
Horario de verano: todos los días de 9:00 a 17:00 horas.

Precio

Adultos: 115 DKK.
Estudiantes acreditados: 75 DKK.
Menores de 17 años: entrada gratuita.

Visita guiada por el castillo de Rosenborg 30 €

Transporte

Autobús: 6A, 14, 42, 43, 184 y 185.
Metro y tren: estación Nørreport.